Cuando concluye la temporada, sea cual sea el resultado de la misma, los futbolistas gozan de sus merecidas vacaciones, antes de volver a la pretemporada del nuevo año.
Normalmente las vacaciones de los futbolistas no superan las 3 o 4 semanas.

Durante los primeros 10 días de las vacaciones, el objetivo no es otro que tratar de desconectar y descansar lo máximo posible que bien merecido lo tienen. En cambio, a partir del merecido descanso, durante las vacaciones los futbolistas siguen las pautas que les mandan los preparadores físicos de sus equipos y los nutricionistas.

Hoy en día con la competencia tan grande que existe, es prácticamente imposible que ningún futbolista vuelva de sus vacaciones sin haber hecho nada. De hecho, es algo muy poco recomendable y que podemos ver en futbolistas de la máxima élite que sufren problemas crónicos de lesiones o que vuelven pasados de forma.
La musculatura se resiente mucho, zonas como el abdominal han de trabajarse todo el año para no padecer problemas de pubis por ejemplo. Una dolencia muy común en los futbolistas y que gracias al trabajo preventivo no suele dar problemas.
La muy desarrollada musculatura del tren inferior de los futbolistas hay que seguir trabajándola durante las vacaciones ya que de no hacerlo hay muchas posibilidades de padecer una lesión durante la pretemporada.
Para el tren superior también se marcan ciertas pautas para no perder musculatura ya que es muy importante compensar con el tren inferior.

La pretemporada es una fase crucial para los futbolistas por lo que sufrir una desafortunada lesión puede trastocar los planes y la preparación física para el resto del año.
Por lo tanto y para que ello no ocurra, es muy importante la ya anteriormente citada preparación en la época vacacional.
Los preparadores físicos en este caso suelen ser los encargados de marcar las pautas a seguir por cada jugador. Nunca son cargas demasiado grandes, el trabajo va siempre orientado a no perder la condición física más que a ganar fuerza o resistencia.
A su vez, la nutrición es igualmente importante ya que el control del peso y los pliegues es una parte vital en el rendimiento de los profesionales durante todo el año.
En los primeros días de vacaciones no hay problema en descuidarse y relajarse en la dieta pero según avanzan las vacaciones, el apartado nutricional hay que cuidarlo también.

Jugadores haciendo pruebas físicas durante la pretemporada

Tanto la nutrición como la preparación física van siempre de la mano para todos los futbolistas. No dejan de ser profesionales de máximo nivel y la exigencia como tal siempre es máxima. A día de hoy, las diferencias son muy pequeñas entre los equipos y los futbolistas en todos los términos. Estar en plenas condiciones físicas y nutricionales es un deber para todos ellos.

Por supuesto todos los cuerpos técnicos dan siempre un pequeño margen de peso y pliegues tras el verano pero no es aconsejable llegar muy subido ni de pliegues ni de peso ya que es una muestra de poca profesionalidad cuando aún no ha comenzado la nueva temporada.

A los futbolistas antes de comenzar la pretemporada, los clubes les someten a varios exámenes. Os las explicamos a continuación:

– Siempre se les hace una analítica completa y una muestra de orina para evaluar todos los valores.

– Les miden, les pesan y les hacen una prueba de pliegues (Antropometría) para determinar la ganancia de peso tenida en verano o la pérdida de musculatura que han tenido. Perder músculo sobre todo de la zona del tren inferior es muy común en los futbolistas durante sus vacaciones. El motivo no es otro que no ejercitar los músculos tanto como durante la temporada regular.

– En todos los casos se suele hacer una prueba de esfuerzo que consiste en correr en una cinta conectado a muchos electrodos y sensores donde el objetivo es llegar a la máxima frecuencia cardíaca. Con ella, los preparadores físicos determinan el estado de forma de cada jugador y personalizan la carga de trabajo a realizar en cada uno de ellos.

– A los jugadores se les realiza un electrocardiograma. Es una prueba muy sencilla donde se evalúa el correcto funcionamiento del corazón.

Por lo tanto tal y como veis, antes de poner el balón a rodar, nuestros futbolistas han tenido que superar numerosas pruebas.

Con todos estos datos, los preparadores físicos y el cuerpo técnico evalúan el estado de forma de cada jugador y modifican las cargas de trabajo si fuera necesario.
Los futbolistas son profesionales del deporte y como tal, cuidan su condición física durante todo el año.

Una vez comenzada la pretemporada, es normal sufrir las denominadas «agujetas» durante los primeros días, ya que en ocasiones las cargas suelen ser muy duras.
Las primeras semanas, el trabajo se reparte en dos sesiones de trabajo durante el día e incluso en ocasiones hasta en tres sesiones de trabajo.
Una o dos sesiones de trabajo por la mañana y una sesión con balón por la tarde en el campo.

La primera sesión consiste en carrera continua o cambios de ritmo a primera hora de la mañana(sobre las 8am) para no sufrir demasiado con el calor.
La segunda sesión es también por la mañana y consiste en un trabajo en el gimnasio donde se trabaja principalmente el tren inferior pero también el tren superior y sobre todo el core de la zona abdominal.

Y por último, la sesión de la tarde consiste en trabajos con balón que aunque suene divertido siempre se hacen muy duros debido a la alta carga de trabajo acumulada por la mañana.

Las dos primeras semanas normalmente consisten en mucha carga de trabajo y el resto de la pretemporada va más orientado a los dos o tres partidos amistosos que se juegan durante la semana, en donde el objetivo es acumular minutos y como siempre en el deporte profesional intentar ganar aunque este no sea el objetivo final.

Los futbolistas son totalmente conscientes de que la pretemporada es una fase dura del año donde el objetivo es acumular mucha carga de trabajo para estar en el mejor estado físico posible el resto del año.
Y para ello, es clave no lesionarse y cuidar mucho la hidratación y la nutrición. Una desafortunada lesión en pretemporada puede condicionar el estado físico el resto del año, ya que hay que compensar todo ese trabajo extra no realizado.

Desde Mesas Sport les deseamos una feliz pretemporada a todos nuestros queridos futbolistas ya que como hemos citado anteriormente, es la base física que adquieren para el resto de la temporada.

¡Siempre orgullosos de vosotros y de vuestro gran esfuerzo!

ejercicios para mantener el tono muscular en pretemporada

Agencia Mesas Sport. Agentes de futbolistas. Nuestra experiencia y profesionalidad son un referente en España y alrededor del mundo. Nuestra meta es tu futuro.